viernes, 5 de febrero de 2016

DE CLARICE LISPECTOR, PENSAMIENTO - me describe muy bien.

CLARICE LISPECTOR

Pensamiento

Ya escondí un amor por miedo de perderlo. Ya perdí un amor por esconderlo. Ya me aseguré en las manos de alguien por miedo. Ya he sentido tanto miedo, hasta el punto de no sentir mis manos. Ya expulsé a personas que amaba de mi vida, ya me arrepentí por eso. Ya pasé noches llorando hasta quedarme dormida. Ya me fui a dormir tan feliz, hasta el punto de no poder cerrar los ojos. Ya creí en amores perfectos, ya descubrí que ellos no existen. Ya amé a personas que me decepcionaron, ya decepcioné a personas que me amaron.
Ya pasé horas frente al espejo tratando de descubrir quién soy. Ya tuve tanta certeza de mí, hasta el punto de querer desaparecer. Ya mentí y me arrepentí después. Ya dije la verdad y también me arrepentí. Ya fingí no dar importancia a las personas que amaba, para más tarde llorar en silencio en un rincón. Ya sonreí llorando lágrimas de tristeza, ya lloré de tanto reír. Ya creí en personas que no valían la pena, ya dejé de creer en las que realmente valían. Ya tuve ataques de risa cuando no debía. Ya rompí platos, vasos y jarrones, de rabia. Ya extrañé mucho a alguien, pero nunca se lo dije.
Ya grité cuando debía callar, ya callé cuando debía gritar. Muchas veces dejé de decir lo que pienso para agradar a unos, otras veces hablé lo que no pensaba para molestar a otros. Ya fingí ser lo que no soy para agradar a unos, ya fingí ser lo que no soy para desagradar a otros. Ya conté chistes y más chistes sin gracia, sólo para ver a un amigo feliz. Ya inventé historias con finales felices para dar esperanza a quien la necesitaba. Ya soñé de más, hasta el punto de confundir la realidad. Ya tuve miedo de lo oscuro, hoy en lo oscuro me encuentro, me agacho, me quedo ahí.
Ya me caí muchas veces pensando que no me levantaría, ya me levanté muchas veces pensando que no me caería más.Ya llamé a quien no quería sólo para no llamar a quien realmente quería. Ya corrí detrás de un carro, por llevarse lejos a quien amaba. Ya he llamado a mi madre en el medio de la noche, huyendo de una pesadilla. Pero ella no apareció y fue una pesadilla peor todavía. Ya llamé a personas cercanas de “amigos” y descubrí que no lo eran… a algunas personas nunca necesité llamarlas de ninguna manera y siempre fueron y serán especiales para mí…
No me den fórmulas ciertas, porque no espero acertar siempre. No me muestren lo que esperan de mí porque voy a seguir mi corazón! No me hagan ser lo que no soy, no me inviten a ser igual, porque sinceramente soy diferente! No sé amar por la mitad, no sé vivir de mentira, no sé volar con los pies en la tierra. Soy siempre yo misma, pero con seguridad no seré la misma para siempre!

Me gustan los venenos más lentos, las bebidas más amargas, las drogas más potentes, las ideas más insanas, los pensamientos más complejos, los sentimientos más fuertes. Tengo un apetito voraz y los delirios más locos. Pueden hasta empujarme de un risco y yo voy a decir: “Qué más da? Me encanta volar!”

martes, 2 de febrero de 2016

Al borde del precipicio


enero 31, 2016 

El pasillo del supermercado donde antes había latas de conserva importadas, paquetes de jamones serranos españoles, aceites de oliva de fragancias mediterráneas y mil maravillas más, ha desaparecido.
Ahora, se venden productos sin azúcar, sin gluten, sin calorías, sin restos de nueces, hipoalergénicos, y en general sin sabor.
¿A qué hora nos volvimos así? Alérgicos a todo. Incluso a la vida misma. He visto a muchas de las mejores mentes de mi generación (como decía Allen Ginsberg) renunciando a sus mejores sueños y cambiándolos por pagos a doce meses sin intereses y gimnasio matutino para hacer “pecho, hombros y espalda”; bebiendo jugos de un verde imposible o de plano, agua vil y vulgar, pero traída desde las islas Fiji.
¡Háganme el cabrón favor!
El culto al cuerpo se ha enseñoreado de nuestras vidas (de las de ellos) y han olvidado el culto del espíritu, de la justicia y del bien común.
Pero es en el recinto sagrado de la comida, que no significa ni más ni menos que civilización y cultura, donde veo que todos los días hay más bajas.
Nunca me he visto a mí mismo como un idealista trágico. Esos, que llevando sus convicciones como una bandera singular al límite, son capaces incluso de ofrendar la vida por la causa que consideran justa.
Más bien, un cobardón que ama la vida y que piensa que su trinchera está donde estén las palabras y en la forja de comunidad alrededor de su embrujo.
Y sin embargo, las circunstancias actuales me están empujando, igual que hacia un abismo, a la posibilidad que acabe siendo ese idealista trágico que no quiero ser.
Me explico.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), anunció que los embutidos tienen un contenido cancerígeno letal; casi equivalente a chupar durante días una pila de plutonio (enriquecido, sin duda).
Ya me habían prevenido, macabramente, contra el azúcar, el alcohol, el tabaco, el colesterol de los huevos, la radicación que emiten ciertos pescados (que deberían ser fosforescentes), los triglicéridos que campean alegremente en carnes rojas, el ácido úrico provocado por camarones y mariscos en general.
Sí toman en cuenta que han aparecido por millares, aquellos que son intolerantes a la lactosa (adiós quesos y malteadas), al gluten (fue un placer, panes y pasteles), resulta que yo corro el riesgo, por mi llamado “estilo de vida” a sumarme a sus filas.
Todo ello acrecentado por la campaña de los camaradas veganos que apela a la piedad para con pavos, cerdos, vacas, gallinas y hasta cocodrilos, y que resulta en que no debería comer nada o casi nada.
Bueno, no han descubierto todavía el mal que seguramente se esconde en frutas y verduras. Pero, con la pena, me rehúso a comer tan sólo lo que yo llamo la comida de la comida.
Vengo del siglo pasado, y estas cosas no pasaban. Y sí pasaban no sonaban tan apocalípticas como hoy suenan, a todo volumen, advirtiéndonos que vivir te acabará matando.
Y no quiero, por ningún motivo, despertar todas las mañanas para ver los nuevos informes de la OMS que señalarán, sin duda, nuevos y más poderosos venenos escondidos en lo que comemos todos los días.
Es más. No quiero dejar un cadáver saludable. Quiero dejar uno todo jodido, repleto de triglicéridos y ácidos úricos que den cuenta de lo maravillosamente bien que me lo pasé en ésta vida.
Porque resulta que en mi caso, por lo menos, la comida está permanentemente asociada a mi educación sentimental. Y esas tortas de queso de puerco del cine Gloria, no contenían tan sólo una embarrada de frijoles y un par de rajas de chile verde; estaban llenas de gloriosos sueños donde Tarzán, encarnado por Johnny Weissmuller (héroe mítico y cercano a pesar de ser casi vegetariano, que en su caso se perdona) gritaba a voz en cuello desde la pantalla para advertirnos que la libertad era alcanzable y que se encontraba a tan sólo un par de lianas de distancia.
Hoy, esas tortas han desaparecido, pero no su recuerdo. Se han desvanecido con el paso del tiempo tantas cosas que en su momento eran absolutamente gratificantes, que ni siquiera me pondré a pensar en ellas; vienen solas de tarde en tarde para advertirme que no debo olvidarlas. Y me congratulo de saber que todos los días encuentro nuevos motivos para el asombro y la sorpresa.
He sobrevivido al agua reciclada que bebí cientos de veces de las mangueras con las que regaban el Parque México, los tacos de canasta bicicleteros envueltos en misterioso plástico azul, los huevos duros del estadio de futbol, los “chitos”, esa carne misteriosa que todo mundo dice que es de burro pero que yo creo tiene orígenes incluso más macabros, los refrescos de insólito color rojo radiactivo, las quesadillas azules hechas en una esquina y llenas de sabor y polvo a partes iguales, a las paletas de grosella sin grosella del carrito de la esquina, las jícamas llenas de chile piquín y que eran lavadas con aguas misteriosas salidas de un balde blanco que alguna vez alojó pintura acrílica, entre cientos de alimentos más que me han hecho ser quien soy. Y que hasta ahora, no me han matado.
Sí como dicen, somos lo que comemos, yo bien podría estar retratado gloriosamente en el bestiario fantástico de Borges llamado “Manual de zoología fantástica”. Y en el pie de grabado, como una suerte de contundente epitafio, diría en sólidos caracteres: A mucha honra…
No dejaré de comer huevos fritos, panes rebosantes de mantequilla, camarones, carnes rojas o blancas, quesos, tacos de carnitas de El abanico, jamones serranos, chorizos, salchichas, salamis ni cualquier otro embutido conocido o por conocer, manque a la larga me maten.
Sobre todo, en un país donde puedes morir en cualquier momento al salir de tu casa atropellado por un microbús, o rafagueado en medio de un enfrentamiento entre bandas rivales, o por el gobierno mismo, que al cabo, no deja de ser una más de las bandas.
Sí la ciencia encontró el mal, ahora le toca encontrar el remedio. No importa sí algunos como yo, devenimos en el camino en idealistas trágicos por negarnos a dejar de comer lo que nos gusta y lo que se nos antoja, haya o no advertencias de por medio. Ni por supuesto, viviendo como queremos y poniéndonos del lado de las causas que consideramos justas.
Y seguiremos, por igual, soñando en lo que creemos y aportando lo que podamos en la construcción de un mundo más justo, donde todos puedan comer lo que se les antoje, decir lo que quieran y actuar rebeldemente en consecuencia. Un mundo donde la noche vuelva a pertenecernos y las carreteras sean camino y no emboscada, para todos por igual.
Mientras, la frase de Ricardo Flores Magón, seguirá, luminosa, ondeando en el estandarte de nuestra casa: El abismo no nos detiene, el agua es más bella despeñándose.

lunes, 15 de junio de 2015

Por qué es un error quitar las pepitas a la sandía

Pasan desapercibidas o van directas a la basura, pero el potencial de las semillas del fruto de agua es enorme

 14 JUN 2015

Comemos, habitualmente pipas de girasol y también, aunque en menor medida, de calabaza. Pero, ¿ha probado las pipas de sandía? No nos referimos a engullirlas sin más, disimuladas entre los trozos de fruta, sino a degustarlas como el manjar que son. Porque aunque existen variedades de sandías sin pepitas, o incluso a veces van directas a la basura, ha de saber que si no las come estará desperdiciando una importante fuente de fibra, minerales, proteínas y grasas en su dieta habitual.
Como las semillas de girasol o las de calabaza, "el componente principal de la cáscara de las pepitas de sandía es la fibra, y la semilla que hay en su interior destaca por su riqueza en nutrientes", afirma Cristina Lafuente Gómez, dietista y nutricionista enAlimmenta, quien especifica que, en el caso de las pipas de sandía, "su contenido en magnesio (515 mg / 100 g) y en oligoelementos como el cinc (10,2 mg / 100 g) y el manganeso (1,6 mg / 100 g), es especialmente relevante". Además, según añade, aporta proteínas (28,3 g / 100 g) y grasas (47,4 g / 100 g), sobre todo poliinsaturadas (28,1 g/100 g).
Comer pipas de sandía es una buena manera de aumentar las proteínas vegetales en nuestra dieta"

¿Y cómo se traduce esta riqueza en su composición nutricional en beneficios para nuestra salud? Tal y como explica la nutricionista, comer pipas de sandía "es una buena manera de aumentar las proteínas vegetales en nuestra dieta", como refrenda la publicación International Journal of Agronomy and Agricultural Research. "Esto ayuda a mantener la masa muscular, además de aportar grasas saludables que tienen la capacidad de regular el colesterol en sangre", asegura la experta.
Por otro lado, según datos delDepartamento de Agricultura de Estados Unidos, las semillas de sandía constituyen una fuente importante de minerales como el magnesio, ya que, una taza (108 gramos) contiene 556 miligramos de este mineral. "Su consumo es óptimo para deportistas, pues ayuda a la contracción muscular", explica Lafuente, quien continúa: "El cinc contribuye al buen funcionamiento del sistema inmune".
Sin embargo, la especialista añade también un inconveniente: la dificultad para su digestión, por lo que habría que reducir su consumo "a un puñadito a la semana". Cristina Lafuente detalla: "Ingerir muchas pepitas de sandía sin tratar puede causar molestias gástricas, por lo que es mejor tomar poca cantidad o ingerirlas después de haberlas secado en el horno [la cocción rompe estructuras que dañan el estómago: en la receta verá el modo de hacerlo] y picado a conciencia [con un mortero o picadora eléctrica]". También se venden peladas, pero es difícil encontrarlas y carecen de su aporte en fibra, que la OMS recomienda para una función intestinal correcta.

Receta de ensalada con pipas de sandía

Con el mes de junio comienza la temporada de la sandía. Tenemos por delante varias semanas para disfrutar de su sabor, frescura y beneficios para la salud. Una fruta que no tiene por qué limitarse a ser el postre del verano, como demuestra la receta que nos propone la nutricionista Cristina Lafuente, de Alimmenta, en la que la sandía comparte protagonismo con sus pipas y con el queso feta.
Ingredientes para 4 personas:
60 g de rúcula.
400 g de sandía (pulpa) a tacos.
1 cucharada sopera de semillas de sandía tostadas y picadas.
40 g de queso feta desmenuzado.
1 cucharada sopera de albahaca.
3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
1 cucharada sopera de crema de vinagre balsámico.
Una pizca de sal.
¿Cómo la preparo?
Limpie la sandía sacando las semillas de la pulpa. Resérvela y limpie las pipas bajo el grifo. A continuación, déjelas en remojo en agua salada durante dos horas. Pasado ese tiempo, séquelas con la ayuda de un papel absorbente. Ahora, colóquelas en una bandeja untada con aceite de oliva de manera que quede una sola capa de semillas. Introduzca la bandeja al horno, previamente calentado, a 165 ºC durante 40 minutos. Acabe la cocción aumentando la temperatura hasta 175 ºC durante 15 minutos más. Reserve y déjelas enfriar sobre un papel absorbente.
Mezcle las hojas de rúcula limpias con los tacos de sandía y el queso feta desmenuzado. Por último, el toque final, añada las pepitas picadas. Aliñe, primero con el aceite de oliva virgen y, finalmente, con la crema balsámica.

lunes, 11 de mayo de 2015

Pacientes con fibromialgia lidian con altos niveles de adrenalina

Pacientes con fibromialgia lidian con altos niveles de adrenalina
México, 9 May (Notimex).- Los pacientes con fibromialgia tienen altos niveles de 
adrenalina y daño en los nervios más pequeños del organismo, lo que genera 
ansiedad, alteraciones del sueño y dolor intenso, informó el reumatólogo e internista, 
Manuel Martínez Lavín.
“La fibromialgia es la enfermedad del estrés convertido en dolor crónico”, afirmó 
el especialista durante su participación en la sexta Jornada del Día Internacional 
de la Fibromialgia que se realizó el miércoles en el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón 
de la Fuente.
Los enfermos tienen deteriorado el sistema de respuesta del estrés llamado también 
sistema simpático, pues producen gran cantidad de adrenalina durante todo el día y 
disminuye por la noche, en comparación de quienes no tienen este padecimiento, explicó.
El exceso de adrenalina puede ser generado por un medio ambiente hostil y 
alteraciones genéticas en las enzimas denominadas OMT, indicó el también jefe 
del Departamento de Reumatología del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”.
Detalló que las enzimas OMT son las encargadas de bajar la adrenalina en el organismo, 
pero al no llevar a cabo bien su función, ésta se concentra en el cuerpo de quienes 
padecen fibromialgia.
Al tener altos niveles de adrenalina, el paciente está hiperactivo, lo que ocasiona 
alteraciones en el sueño y de ansiedad, además al forzar el organismo también está 
hipoactivo, de modo que “estas personas ya no responden al estrés” y eso explica la 
fatiga crónica, puntualizó.
El especialista afirmó que si bien es cierto que hay un componente emocional que detona y 
que persiste en la fibromialgia, es “real el dolor que sienten, es un dolor neuropático”, 
que conlleva hipersensibilidad a la presión y sensaciones anormales.
El reumatólogo indicó que también se detectó que las personas con algunos tipos 
de fibromialgia presentan daños en las fibras finas del organismo, es decir, en los nervios 
más pequeños de la superficie del cuerpo localizados en la piel y los ojos.
Dijo que dentro de esos nervios hay unos canales de sodio que en situaciones normales 
evitan que las personas reciban demasiado dolor, sin embargo, en algunos pacientes 
con fibromialgia estos canales no funcionan bien, por lo cual sienten mucho dolor.
En un estudio hecho por el también científico y por la asociación para evitar la ceguera, 
se descubrió que las pacientes con fibromialgia tienen nervios corniales diferentes a 
las mujeres sanas, lo que constituye una prueba de que el daño de los nervios más 
pequeños produce sensaciones anormales, añadió.

En: http://www.notimex.gob.mx/acciones/verNota.php?clv=283124

miércoles, 15 de abril de 2015

MIENTRAS LOS HOMBRES MADURAN, LAS MUJERES ENVEJECEN. Estudio sobre los prejuicios de género en el proceso evolutivo de la mujer entre 40 y 50 años

Estudio sobre los prejuicios de género en el proceso evolutivo de la mujer entre 40 y 50 años

Autora: Montserrat González García

A MODO DE CONCLUSIÓN

En 1979 la ensayista norteamericana Susan Sontag escribía su artículo sobre el doble estándar de envejecimiento en el que mientras los hombres maduran, las mujeres envejecen. La autora nos dice que el envejecimiento es el destino del hombre, algo inevitable en el ser humano. En cambio, para una mujer no es sólo su destino es también su vulnerabilidad.

¿Por qué? El hombre es sobre todo ser y hacer en lugar de aparecer como las mujeres. Las normas de apariencia son menos exigentes en cuanto a los estándares de lo que es atractivo en un hombre, se ajustan a lo que es posible “lo natural”, en cambio las normas destinadas a las mujeres van en contra de la naturaleza.

Como se juzga con criterios diferentes, se considera que las mujeres son “viejas” antes que los hombres: las canas hacen interesante al hombre mientras que en la mujer envejecen.

Y, en el umbral del siglo XXI y de acuerdo con lo expuesto en la presente investigación podemos afirmar que continuamos por el mismo camino. Vivimos en un una sociedad juvenilista y androcéntrica orientada hacia los jóvenes, en la que las mujeres tienen que luchar contra una doble discriminación: por ser mujer y por hacerse mayor.

El diseño patriarcal de la aceptación social de las mujeres incluye la juventud como requisito fundamental, la hiperdelgadez y la belleza. Exigencias que siguen marcadas por patrones de belleza de los que no ha logrado librarse la mujer después de cien años de conquista en casi todos los terrenos.

La articulación entre género y edad, estrechamente relacionados en la vida social, ha contribuido, ineludiblemente, a la comprensión de la idea de un envejecimiento asimétrico: el devenir evolutivo de hombres y mujeres se ha construido de manera muy diferente en perjuicio de las mujeres. Existe un doble rasero que los mide y los determina.

Los argumentos básicos que sustentan esta afirmación se basan en la información que hemos obtenido en las entrevistas y en los resultados del análisis de los mensajes publicitarios.

Las voces de la experiencia corroboran que socialmente los hombres ganan atractivo con la edad, están en la cima de su éxito social, mientras que y las mujeres pierden, han agotado su función social y su atractivo sexual. El cuerpo se convierte para las mujeres en un elemento clave de identidad y significación social y personal.

Las cualidades físicas definen el mito de la belleza femenina mientras que las cualidades mentales, el triunfo o el poder, independientemente del aspecto físico, alimentan el mito del hombre interesante.

La publicidad transmite unos valores que repercuten en nuestra construcción social de la realidad, en la forma de percibir nuestro entorno y de ajustar nuestra conducta a pautas preestablecidas, que tienen que ver mucho con el género. Es la encargada de transmitir y nutrir estereotipos de género.

Tal y como hemos visto en el análisis de algunos anuncios publicitarios existe un trato inequitativo y discriminatorio hacia la mujer en cuanto al devenir de los años. Ellos se muestran tal cual son, ellas precisan de retoques y arreglos para “corregir las imperfecciones de la edad”.

Incorporar la perspectiva de género como categoría de análisis en la elaboración de la investigación me ha permitido rastrear en los limitantes de los estereotipos, en los roles, en las pautas de comportamiento asignadas como inmutables y en perfecta sintonía con la normalidad para cada sexo y descubrir que la situación de las mujeres no es una situación dada por naturaleza, sino que se puede desestabilizar y empezar a modificar.

La deconstrucción de las imágenes mentales y el cuestionamiento de las creencias culturales implícitas es un trabajo lento que hay que realizar para conseguir la equidad y la igualdad entre hombres y mujeres.

Soy consciente de que el discurso masculino del que hablo sólo se refiere a la representación hegemónica de la masculinidad, es decir, a la masculinidad que en nuestra sociedad se halla más generalmente asimilada y que proporciona el modelo a muchas otras masculinidades. Queda para futuras investigaciones el estudio de otras masculinidades que no se adscriben a la hegemónica así como el análisis de los procesos evolutivos de personas a lo que se denomina sexualidades diversas (homosexuales, gays, lesbianas, transexuales, travestís, bisexuales...)

En: http://openaccess.uoc.edu/webapps/o2/bitstream/10609/15164/6/mgonzalezgarciaTFC0612memoria.pdf

lunes, 30 de marzo de 2015

Fibromialgia: cosas que debes de saber

1.-La fibromialgia es una ENFERMEDAD reconocida por todas las organizaciones internacionales y por la OMS desde 1992 y que ninguna niega su existencia.

2.-"No se cree en la fibromialgia por que su origen es desconocido"
Existe un % muy alto de enfermedades en los que su origen se desconoce pongamos un ejemplo con enfermedades reconocidas plenamente en la sociedad:
Anemia Perniciosa, Celiaquía, Diabetes mellitus tipo I, enfermedad de Graves, enfermedad de Addison, Esclerosis Múltiple, tiroiditis de Hashimoto, Miastenia Gravis, síndrome de Goodpasture, enfermedad de Crohn, Lupus Eritematoso Sistémico, Artritis Reumatoide, síndrome de Sjogren, Psoriasis, Sarcoidosis, etc. 
Todas ellas son enfermedades autoinmunes y se desconoce su origen como se puede comprobar en el siguiente enlace

3.-He leido más de una vez que la fibromialgia es un sindrome por lo que no creo que sea una enfermedad. 
Estás palabras están creciendo entre el colectivo de afectados pero veamos que es lo que es un sindrome haciendo una simple consulta en un diccionario;http://es.thefreedictionary.com/
Sindrome; medicina conjunto de síntomas que caracterizan a una enfermedad
4.-"Tengo 18 de 18 puntos dolorosos. Mi fibromialgia es de las peores."
Esta afirmación es muy usada entre el colectivo e induce a graves errore ya un padecimiento extemo por quien así lo cree.
Los puntos dolorosos en fibromialgia son un punto más para diagnosticar la enfermedad y que cada vez más están cayendo en desuso tal y como se informa en el documento elaborado por el Ministerio de sanidad elaborado en 2011 en el que cito textualmente.
 Estos criterios abandonan el recuento de puntos dolorosos como elemento fundamental del diagnóstico de FM y contemplan la valoración cuantitativa del dolor generalizado y de otras manifestaciones de la FM como cansancio, sueño no reparador, síntomas cognitivos y síntomas orgánicos. También es importante señalar que aportan unas escalas de gravedad que facilitan al clínico la evaluación del dolor y el resto de manifestaciones clínicas en cada paciente concreto y el seguimiento de su evolución.
5.- ¿Porqué me mandan antidepresivos y/o antiepilepticos? Yo no tengo depresión ni epilepsia.

Muchos enfermos de fibromialgia refieren un estado de ánimo óptimo que desciende con el dolor, otros refieren sentirse deprimidos y sentir la necesidad de estos farmacos.

La respuesta es que dentro del colectivo de afectados existen necesidades muy diferentes, existe una escala analgesica de farmacos regulada por la Organización mundial de la salud y que el paciente deberá de ir probando según sus necesidades para controlar el dolor (saltando peldaños dentro de la Escala analgésica de la OMS).

Cita textual de el documento Validez ce la escala analgésica de la OMS.
"En 1986, la OMS publicó unos protocolos con el título "Alivio del dolor oncológico", uno de cuyos componentes centrales era la EA OMS, con sus 3 peldaños. En 1993, se distribuyeron 250.000 ejemplares de estos protocolos en más de 22 idiomas, con lo que se convirtió en la segunda publicación más traducida de la OMS. Como se aprecia en la figura 1, la escalera está formada por 3 escalones y cada uno de estos por diferentes grupos de fármacos."
Otra cita de el documento Validez ce la escala analgésica de la OMS
"Los fármacos adyuvantes son aquellos que, administrados de manera conjunta con analgésicos, potencian su efecto. Los anticonvulsionantes (carbamacepina, gabapentina, pregabalina) se han utilizado clásicamente en el dolor neuropático. Los antidepresivos (tricíclicos y los inhibidores de la recaptación de la serotonina) son eficaces en el tratamiento del dolor crónico osteoarticular, con evidencia variable según el tipo de antidepresivo y la enfermedad. Existe evidencia de su eficacia en la fibromialgia y en el dolor lumbar crónico. También son eficaces en el control del dolor neuropático6."
Acceso  documento Validez ce la escala analgésica de la OMS

6.-¿Porqué hay pacientes que se benefician del ejercicio y otros no?
Los pacientes con FM tienen distintos niveles iniciales en sus capacidades físicas; algunos de ellos pueden ejercitarse a intensidad moderada-alta, mientras que para otros esa intensidad puede incrementar el dolor16. Tal y como se había reflejado, la intensidad en pacientes con dolor crónico no es constante, fundamentalmente en aquéllos con FM cuyos síntomas son muy variables60, lo que plantea la necesidad de valorar la capacidad individual antes de iniciar cualquier programa con objeto de ajustar la intensidad del ejercicio.
Extraido de Evidencias para la prescripción de ejercicio físico en pacientes con fibromialgia. Acceso a el articulo

7.-Leo que muchos enfermos se benefician de Terapias alternativas. ¿Me pueden ayudar?

Agentes físicos
Varios estudios sugieren un efecto positivo a corto plazo  del láser, la termoterapia superficial, los campos magné ticos y la corriente directa transcraneal. Grado de recomendación C

Terapia manual
No se ha demostrado de forma suficiente el efecto beneficioso del tratamiento quiropráctico y del masaje en el tratamiento de la FM y, por tanto, no se recomienda su uso.Grado de recomendación C

Acupuntura 
No hay suficiente evidencia para recomendar la acupuntura como tratamiento en pacientes con FM, aunque algunos estudios demuestran una leve mejora del dolor en estos pacientes.Grado de recomendación C 

Homeopatía
No hay suficiente evidencia para recomendar la homeopatía como tratamiento en pacientes con FM. Grado de recomendación C

Qi-Gong, Reiki
No se ha demostrado la eficacia del Qi Gong, Reiki y otras terapias naturales en el tratamiento de la FM. Grado de recomendación C

Ozonoterapia
 No hay suficiente evidencia para recomendar la ozonoterapia como tratamiento en pacientes con FM. Grado de recomendación D

Taichi 
Aunque un primer estudio sugiere que el Taichi puede presentar beneficios en pacientes con FM, no se ha demostrado su eficacia en el tratamiento de la FM. Grado de recomendación D

Hipnosis, imaginería o intervención guiada mediante escritura. 
A pesar de algunos resultados positivos no hay todavía suficiente evidencia científica para recomendar la hipnosis,  la imaginería guiada o la intervención mediante escritura. Grado de recomendación D

Extraido de documento Fibromialgia elaborado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del 2011, pág 56 y 57Acceso a el documento

En: http://fibromialgia-noticias.blogspot.com.es/2015/03/fibromialgia-cosas-que-debes-de-saber.html?m=1

viernes, 20 de febrero de 2015

¿Ojos secos? 4 ejercicios y 7 consejos para aliviar las molestias

Si le lloran los ojos sin motivo, los tiene secos, rojos, le queman, los siente lacrimosos, cansados o le pican mucho, sepa que éstos son los síntomas típicos de lo que se conoce como “síndrome del ojo seco”.
Y en su mano está actuar contra este incordio que puede manifestarse a cualquier edad (aunque es especialmente común sufrirlo con la edad y en las mujeres en fase de cambio hormonal).

Los ojos no están hechos para estar secos

Si se pasa la lengua por los labios, comprobará que está completamente cubierta de una capa de saliva.
Lo mismo le ocurre a los ojos, que están siempre cubiertos por una capa de lágrimas, sin la cual tendría la sensación de tener un granito de arena bajo los párpados. Pero cuando no hay una adecuada lubricación ocular, entonces se tiene mayor sensibilidad a la luz, sensación de ardor o de picor, lagrimeo, los párpados hinchados, la conjuntiva (el blanco de los ojos) enrojecida, fatiga ocular y vista brumosa o borrosa.

Por qué se secan los ojos

Los ojos se secan cuando no se parpadea, lo que nunca les sucede a las personas que viven en el campo, pero que se ha hecho muy habitual en este mundo saturado de pantallas de ordenador y televisión. Así, sin darse cuenta, cuando la pantalla le absorbe, se olvida de parpadear y, a largo plazo, sus ojos sufren mucho.
Al mismo tiempo, el monitor de su ordenador atrae el polvo y, de este modo, se carga de electricidad y le irrita aún más los ojos.
El humo del tabaco, las operaciones láser de córnea y determinados medicamentos (la píldora anticonceptiva, los antihistamínicos, los diuréticos, los antidepresivos y los betabloqueantes) también secan los ojos.
Las lentillas, sobre todo si son blandas, pueden hacer que aumente mucho la evaporación de las lágrimas, lo que trae consigo irritación, infección de los depósitos proteicos y dolores. La sequedad de la mucosa ocular es la principal causa de las molestias sufridas con el uso de lentes de contacto.
Por último, existen también causas medioambientales naturales, como el viento y el sol, que secan los ojos y explican que las personas mayores, incluso cuando nunca han llevado puestas lentillas, ni han fumado, ni se han sometido a una operación de ojos, ni han tomado medicamentos, ni han utilizado el ordenador, pueden pese a todo padecer el síndrome del ojo seco.
Además, las personas mayores producen un 60% menos de lágrimas que los jóvenes y también pueden tener conductos lacrimales demasiado anchos.
Al parpadear, las lágrimas son transportadas por el interior hacia la nariz, fluyendo por los conductos lacrimales hasta que son evacuadas por la nariz y la garganta. Cuando el sistema de evacuación de las lágrimas es demasiado activo, pueden surgir los síntomas de la sequedad de ojos.

Tratar la sequedad de ojos

Los médicos recomiendan el uso regular de lágrimas artificiales para suplantar la falta de las lágrimas, pero se trata de un tratamiento que no ayuda a regenerar el lagrimal perdido, por lo que al cronificarse el problema del ojo seco, el tratamiento con lágrimas artificiales es igualmente permanente.
Los oftalmólogos también proponen la inserción de tapones de colágeno en el interior del conducto naso-lagrimal (que sirve para vehiculizar el excedente de lágrimas desde los ojos a la nariz) o la cauterización (quemar) de los puntos lacrimales para retener las lágrimas y poder lubricar durante más tiempo la superficie del ojo.
Para evitar estas molestias, y antes de tener que someterse a estos tratamientos, le voy a dar algunos consejos:
  • Cuando trabaje frente a una pantalla, haga pausas, como mínimo unos pocos minutos cada media hora. Haga el esfuerzo de parpadear con regularidad, aunque no le salga hacerlo por acto reflejo.
  • Luche contra el exceso de calor y de sequedad de su hogar, para lo cual puede colocar unos cuencos con agua sobre los radiadores (para que se evapore) y ventilar la casa con regularidad. Sobre todo, no se fíe de la climatización y de los radiadores eléctricos, que secan mucho el aire.
  • Hidrátese correctamente y beba al menos un litro y medio de agua o manzanilla (sin azúcar) al día.
  • Proteja sus ojos del viento y el sol; lleve gafas de sol si va a practicar una actividad que pueda dañarle los ojos (como correr, montar en bici o el bricolaje).
  • No use permanentemente las lentillas; dé prioridad a las gafas.
Por lo demás, tome un complemento alimenticio de vitamina A, en forma de retinol natural, en dosis de 5.000 UI al día. La vitamina A estabiliza la membrana celular de la conjuntiva y la córnea y, por lo tanto, resulta indispensable para que la película lacrimal se extienda bien por sus ojos. También puede aplicar lágrimas artificiales ricas en vitamina A directamente sobre los ojos.

Tratamiento de aceite de espino amarillo

El aceite extraído de las semillas del espino amarillo (Hippophae rhamnoides) es rico en ácidos grasos omega 7.
Un estudio finlandés dirigido por el doctor Jarvinen se centró en dar un suplemento de este aceite a pacientes diagnosticados con el síndrome del ojo seco. Este estudio en doble ciego contra placebo reunió a 86 personas de entre 20 y 70 años, en el que uno de los grupos recibió 2 gramos diarios de aceite de espino durante tres meses.
Según los responsables del estudio, las personas con el síndrome del ojo seco que tomaron un complemento alimenticio que contenía aceite de espino amarillo, experimentaron una mejoría consistente en un menor enrojecimiento de los ojos y una menor sensación de quemazón ocular, observándose estos efectos tanto en los portadores de lentillas como en los que no las usaban. (1)
Si no encuentra aceite de espino amarillo, ya que es un producto poco habitual, puede recurrir a un compuesto de omega 3 y de vitamina A (retinol) cuyo interés también ha sido demostrado por diversos estudios. (2)

Cuatro ejercicios para mejorar su película lacrimal

Por último, he aquí cuatro sencillos ejercicios que podrán ayudarle a mejorar la calidad de su película lacrimal:
  • Ejercicio n.° 1: ponga las manos sobre los ojos cerrados y concéntrese en esta posición de dos a tres minutos. La oscuridad y el calor de las manos tendrán un efecto relajante sobre sus ojos.
  • Ejercicio n.° 2: coloque uno de sus pulgares delante de la nariz, a unos 15 centímetros, y el otro en línea a unos 30 centímetros del primero. Centre su mirada con alternancia en cada uno de los pulgares para entrenar de este modo los músculos de los ojos.
  • Ejercicio n.° 3: oblíguese a bostezar a fondo tres veces seguidas. Esto le hará tensar con fuerza el conjunto de la musculatura que rodea a los ojos para luego relajarla. El flujo de las lágrimas podrá entonces repartirse por los ojos con mayor facilidad.
  • Ejercicio n.° 4: cierre los ojos, y hágalos girar en el sentido de las agujas del reloj durante un minuto, y después haga lo mismo en el sentido contrario. La película lacrimal se extenderá mejor por los ojos.
¿Sufre usted las molestias del “síndrome del ojo seco”? ¿Va a probar lo que le propongo? Le invito a compartir su experiencia antes y después de un tiempo practicando estos 4 ejercicios y estos 7 consejos con el resto de lectores de saludnutricionbienestar.comhaciendo un comentario un poco más abajo.
Fuentes:
  1. “Sea buckthorn oil may ease dry eye symtoms”. Stephen Daniells, 28-Jun-2010. Journal of nutrition. 10.3945/jn.109.118901
  2. “Omega-3 essential fatty acids therapy for dry eye syndrome: a meta-analysis of randomized controlled studies”. 1Tianjin Medical University Eye Hospital, School of Optometry and Ophthalmology, Tianjin Medical University Eye Institute, Tianjin, China
  3. “Effectiveness and tolerability of dietary supplementation with a combination of omega-3 polyunsaturated fatty acids and antioxidants in the treatment of dry eye symptoms: results of a prospective study”. Ophthalmology Department, Fundación Jiménez Díaz, Madrid, Spain.

martes, 27 de enero de 2015

Dolor: analgésicos naturales para calmarlo, y cómo curarlo de raíz

Por K. L. Garcés. Enero 24. 2015

En paz y sin dolor. Y de forma natural, que es la mejor forma de conseguir no sólo un descanso físico, sino emocional y profundo.  Aprende cómo curarlo de raíz y empezar a llenar tu vida de gozo.
Y para empezar a sanarlo, hay que saber que sólo hay un lugar donde podemos sentir dolor: en nuestro cuerpo. Así que cuando algo nos duele, es una forma en que “algo” dentro de nosotros mismos intenta magnetizar o atraer nuestra atención, porque hDolor: Analgésicos Naturales para Calmarlo, y cómo Curarlo a raízay algo dentro de uno que necesita con urgencia atenderse.
Procura no correr siempre a tomar medicamento para espantar lo que no quieres sentir. Si bien el dolor es una sensación no placentera que puede tener muchas intensidades, es en verdad un mensajero muy bueno para engrandecer tu vida y curarla en todo sentido.

Dolor físico y emocional

El dolor físico y el emocional están relacionados íntimamente, porque el dolor físico empieza en el dolor emocional. Cuando algo duele en el cuerpo, es que algo ha dolido o sigue doliendo emocionalmente y, al no ser notado, el cuerpo lo dice.
Por lo general, y muy a menudo, experimentamos insatisfacción, culpa, sentimientos de inferioridad, ansiedad, estrés por no ser o no tener suficiente, por no ser aceptado, querido, valorado, etc. Pero tratamos de no hacerle caso, o estamos siempre ocupados atendiendo todo y a todos, pensamos que todo es primero, luego, nosotros.
Cuando permitimos que estas emociones se acumulen, entonces de alguna forma no podemos estar realmente presentes ni en el trabajo, ni con la pareja, ni en ningún lado. Lo no presencia significa no estar presentes. Podemos estar ahí, pero no estamos. Incluso aunque queramos estar,hay algo dentro que no nos permite conectarnos del todo, y de ahí vienen muchos problemas y conflictos afectivos, económicos, de salud, etc. Lo que significa, simplemente, que hay un dolor no atendido, o no consciente.
Cuando no estamos realmente presentes en la vida, porque no sabemos cómo resolver ciertas cosas, el dolor empieza a volverse más agudo e intenso, y si no lo atendemos, entonces se somatizará, es decir, que encarnará en el cuerpo y este dolerá.
El dolor sucede siempre que algo debe ser curado. Pero también sucede cuando estamos en un proceso de sanación profunda, y puede agudizarse, por ejemplo, cuando en verdad estamos curando la raíz de algo que nos afecta en nuestra vida.
Vida actual y dolor
En la vida actual, hay muchas cosas que nos distraen de nosotros mismos. Cuando pasamos por alto cosas que nos duelen, y repetidamente ignoramos lo que sentimos, ofensas y situaciones desagradables, sueños y anhelos, etc., ya sea porque no sabemos qué hacer con el dolor, o porque creemos que no debemos sentir, decir o hacer ciertas cosas, etc., estas se van acumulando poco a poco en el cuerpo, hasta que un día salen como burbujas del fondo de nuestro ser, y se hacen evidentes en el cuerpo, en las relaciones, en la economía y, sobre todo, en el ánimo.
Dolor “anestesiado”
Hay cierto tipo de dolor que no se siente de primera intensión, pero que está muy dentro de nosotros. Hay enfermedades que no duelen, como el cáncer, pero que pueden ser en verdad fuertes. Hay ciertos síntomas que nos pueden avisar cuando tenemos dolor, aunque no sea muy evidente: el cansancio, la apatía y el desgano son síntomas de depresión, son síntomas de un dolor profundo no atendido ni consciente, y que no se ve tan aparentemente. La irritación y la ira, o un carácter desesperado y agresivo, así como el insomnio y la falta de memoria o atención, también son síntomas de un dolor no comprendido o no consciente.

¿Cómo calmar el dolor de forma natural?

Es mucho mejor tener dolor físico, que tener un dolor anestesiado y no consciente, ya que el dolor nos avisará y nos dará pistas de cómo curarlo y de dónde está la raíz que lo genera. Sin embargo, el dolor físico no es nada agradable, y puede en verdad llegar a ser muy intenso e intolerable. Para empezar una curación, debemos pasar primero por la etapa de la consolación, es decir, ayudar al cuerpo a relajarse lo más que pueda, para poder trabajar de forma más profunda con lo que nos duele.
Si duele la cabeza, los huesos, las muelas, los músculos, la piel o lo que sea, lo primero que debes hacer es considerar un lugar para estar tranquilo. Descansar es esencial, porque todo dolor es estrés, y el estrés se genera principalmente cuando tu atención está muy fuera de lo esencial en ti. Descansar te hará retomar energía y reconectarte con tu equilibrio natural.
Así que date un espacio para estar tranquilo. Y considera que hay muchos analgésicos naturales para darle alivio y remedio al dolor.
APUNTA: El aceite de oliva extra virgen, el ajo, la cúrcuma, la manzana, los arándanos y la lechuga,son estupendos analgésicos naturales, así como la manzanilla, las uvas, la avena, el jengibre y el vinagre de manzana.
Puedes usarlos de varias formas.
Por ejemplo:
Para un dolor intenso:
Toma una cucharada de aceite de oliva extravirgen con un poco de ajo machacado y unas gotas de limón, 2 veces al día. Bebe, en la noche y la mañana, un te de lechuga con una cucharadita de cúrcuma, endulzando con un poco de miel.
En caso de dolor de cabeza intenso, de piernas (por mala circulación), várices, o calambres fuertes, toma una aspirina, la cual esta elaborada con corteza de árbol y es totalmente natural para el cuerpo. Esta ayuda a activar la circulación ayudando a calmar el dolor cuando esta es la causa.
Dolor de Muelas: Si tienes dolor intenso de muelas, puedes frotar la hoja de una lechuga en tus encías, o machacar la especia llamada clavo con un poco de aceite de oliva, y luego dar un masaje en la encía del diente o muela que moleste o duela. El aceite de oliva extravirgen, el clavo y la lechuga, son estupendos relajantes de encías y dientes. Además, bebe te de manzanilla con un poco de cúrcuma.
Dolor de Ojos, Estómago o Piel: Si tienes dolor intenso de ojos, estómago o piel, utiliza la manzanilla, tres tazas de té al día, y, si es en la piel, puedes aplicar compresas de manzanilla para calmar el dolor, y gotas en los ojos para descansarlos y relajarlos.
Dolor por Infecciones, Úlceras o Heridas: El dolor causado por infecciones, dolor de úlceras o heridas, puedes tratarlo de manera estupenda con una taza de arándanos frescos en el desayuno, y bebiendo en ayunas un te de diente de león con unas gotas de limón. Además, puedes tratar el área, si es en la piel, rociando plata coloidal encima, o cloruro de magnesio. Los arándanos son estupendos para no sólo calmar el dolor, sino que ayudan a desinflamar y a regenerar tejidos dañados. Cómelos frescos de preferencia.
Dolor de huesos, Músculos o Artritis: En el caso de dolores de huesos o músculos, artritis, etc., la cúrcuma o el jengibre son los más efectiva. Esta ayudará a bloquear el cuerpo y a la vez combatirá la inflamación. Prueba disolver cúrcuma en dos cucharadas de aceite de oliva y un poco de limón. Toma dos a tres cucharadas al día. Toma una dosis de 600 mg. de cúrcuma al día, dosificada en tres tomas. Además, bebe dos tazas de te de manzanilla al día.

¿Cómo curar el dolor de raíz?

Primera pregunta: ¿Cuándo tienes un dolor de muelas, de huesos, de piernas… en dónde está tu atención? En ti. Toda la atención está en ti. Así que es como si algo te dijera “Detente, observate, considera algo que no has considerado dentro de ti..."
Como dijimos, es muy importante el descanso, el cual ayudará a que los alimentos mencionados actúen de la forma más eficiente posible, además de contribuir a restaurar y reparar tejidos, células y órganos dañados. Muchas personas cuando sienten dolor quieren tomar algo rápido para evitarlo, pero esto sólo, aunque puede ser un alivio pasajero, puede a la larga acumular más tensión y dolor. Y agudizar una enfermedad.
Aprovecha, entonces, este momento de descanso y atención a ti, para que te observes y reconectes contigo. Puedes escribir algunas cosas que sientes te han dolido o enfadado, puedes poner alguna canción que te guste y desahogar tristezas, puedes cerrar los ojos y pensar eso que sientes en verdad respecto a ti mismo. Imagina que delante de ti esta alguien muy comprensivo y amoroso, y trata de decirle mentalmente las cosas que sientes te hacen falta, o las cosas que te han hecho sentir culpa o enojo.
Recuerda algo: el dolor es lo contrario que el gozo. Si estas experimentando dolor es porque, muy en el fondo, no estas realmente disfrutando tu vida. No estás gozando realmente. Así que, además de desahogarte, trata de pensar en las cosas que te darían, en este momento, una alegría profunda, no pasajera, sino un gozo conectado a esa sensación de crecimiento que da el estar haciendo y caminando hacia donde quieres realmente.
Si haces esto, el dolor habrá circulado por fin de donde estaba atorado y se habrá descargado de tu cuerpo. Y entonces, el dolor ya no tiene porque estar ahí. Insiste en esto. Si eres paciente y poco a poco aprendes a escucharte, a no juzgar lo que eres ni has vivido, a ser amoroso contigo, veras que el milagro de la salud llega en cuanto menos te lo esperes.