miércoles, 29 de julio de 2009

RITOS TIBETANOS DE LA FUENTE DE LA JUVENTUD

El hombre siempre ha buscado la inmortalidad del cuerpo físico y por ello también ha querido encontrar el secreto de la fuente de la eterna juventud.

El presente manuscrito es el resultado de la experiencia tenida por un personaje misterioso, cuyo verdadero nombre es desconocido, y al cual nos referiremos como "El Discípulo".

El discípulo a la edad de 68 años, tenía un cuerpo físico sumamente deteriorado, usaba bastón para ayudarse a caminar y la vejez ya era evidente en él. Sin embargo dentro de él empezó a nacer con mucha fuerza el deseo intenso de renovar su cuerpo físico y volver a ser joven. Recordó entonces que en alguno de sus pasados viajes al Oriente había escuchado de algunos nativos que se veían muy jóvenes, pero eran de su edad, que existía un lugar de los Himalayas donde enseñaban los secretos de la fuente de la juventud. Decidió entonces volver al Oriente en busca de la verdad respecto a tan esperanzador asunto. Organizó un viaje y partió feliz a la India, lugar en donde había recibido la información originalmente.

Después de muchos contactos e investigaciones, logró conseguir la información respecto a un Monasterio Tibetano, ubicado en las faldas del Himalaya y cuyos Lamas poseían el Secreto de la Fuente de la Juventud. Así las cosas, se presentó ante el Lama encargado del Monasterio, quien lo recibió cordialmente y le dijo que lo estaba esperando para ayudarlo a recuperar su juventud, lo que sorprendió gratamente al discípulo que no esperaba tal respuesta. El lama le dijo que sería la primera vez que tendría un alumno tan grande y que sería muy interesante ver el resultado que tendría después de recibir la enseñanza.

Después el discípulo se instaló en el Lamasterio y estuvo listo para recibir su primera lección.


Para seguir leyendo, haz click en la imagen

No hay comentarios: