viernes, 23 de octubre de 2009

Les Luthiers unen Canto Con Humor

Realmente fantásticos...

martes, 20 de octubre de 2009

Autocuración: Estimula tu Habilidad Autocurativa




La salud es un estado natural y espontáneo del cuerpo de todo ser vivo, en realidad, las enfermedades no debiesen de existir porque el cuerpo esta diseñado y tiene la capacidad de autorepararse, autoequilibrarse y autorgenerarse. El cuerpo tiene una habilidad auto curativa extraordinaria, cada célula está diseñada para estar en perfectas condiciones, y sin embargo ¿por qué nos enfermamos?


La enfermedad no es otra cosa que una obstrucción o bloqueo a esta fuerza vigorosa que conocemos como salud, fuerza o energía. A cada momento del día nosotros hacemos cosas, comemos alimentos y tenemos ciertos hábitos de vida que, ya sea que obstruyan o estimulen este éste talento innato del cuerpo. Cuando nuestros hábitos no son favorables y lo obstruyen, quizá no lo notemos de momento, pero basta que se acumulen ciertas condiciones de vida no óptimas para que tarde o temprano empecemos a ver reflejado en el cuerpo (o en nuestra mente y emociones) todos estos cúmulos de actitudes: entonces empiezan las debilidades, molestias, dolores, achaques, enfermedades, etc.


La enfermedad sucede cuando el organismo no se peude adaptar o le cuesta reaccionar óptimamente a determinadas condiciones, entonces se desequilibra y empieza a perder su armonía y vitalidad porque el cuerpo simplemente no tiene los elementos ni recursos necesarios para reaccionar, defenderse y adaptarse a como lo requieren las circunstancias. Caemos enfermos cuando hemos roto el equilibrio entre nuestro cuerpo, mente y espíritu; y si no somos conscientes que la enfermedad se origina desde un nivel interior profundo, debido a la acumulación de descuidos, abusos, pensamientos, etc., por lo general se suele buscar un remedio allá afuera, porque creemos que la enfermedad no es algo que podamos curar por nosotros mismos, que sentir dolor o debilidad no es nuestra responsabilidad. Entonces tomamos jarabes, pastillas y medicamentos que estimulan al cuerpo de forma artificial, provocando reacciones e irritándolo o estimulándolo de forma incluso agresiva.


Muchas veces la medicina o el tratamiento artificial “funciona”, pero a la larga, los medicamentos van acostumbrando al cuerpo a reaccionar artificialmente, y por eso requerimos más medicamentos y más fuertes, cada vez se requiere que el cuerpo reaccione y se adapte artificialmente, porque poco a poco ha ido perdiendo su capacidad auto curativa. A la larga, la medicina convencional baja las defensas, debilita el cuerpo y los órganos, y provoca que el cuerpo llegue a una decadencia, deterioro y vejez más temprana y de menor calidad.


Principios básicos para estimular la fuerza auto curativa del cuerpo


Hay cuatro principios básicos que, si se respetan, el cuerpo simplemente empieza a responder, y dependiendo de las condiciones en el que se encuentre, uno podrá ir notando resultados.


1. Actitud: Uno de los primeros principios es la paciencia y la comprensión de lo que es la enfermedad (como se ha explicado brevemente arriba). Si no comprendemos lo que es la enfermedad, entonces no podemos ayudar al cuerpo a que recupere su equilibrio y armonía interior. Así pues, debemos tener presente que una enfermedad es consecuencia de un desequilibrio interior, y que si en verdad estamos dispuestos a sanar, lo primero que hay que hacer es empezar por enviar mensajes de vida, ánimo y vigor al cuerpo, pues es difícil que sigamos rutinas, dietas, tratamientos y demás con resultados óptimos, si por otro lado nos quejamos y estamos inconformes, decepcionados o insatisfechos con la vida que llevamos. Así pues, habría que empezar por revalorar la vida que llevamos, deshacernos de las cosas que ya no nos nutren el corazón y empezar nuevos proyectos o formas de vida que nos animen y entusiasmen.


2. Respirar adecuadamente: muchas veces se tiene el vicio de respirar de una forma superficial y cortada, no estamos conscientes de la importancia de la respiración, la cual nutre de oxígeno y energía cada célula de nuestro cuerpo. Las técnicas de respiración son muchas, sin embargo, en el nivel general, podemos decir que la respiración debe ser profunda, inhalando lentamente y de forma calmada (sin sentir dolor o estar forzados) y la exhalación debe de hacerse igualmente de forma relajada y lenta. Es necesario, además, salir al campo o a lugares alejados de las grandes ciudades, donde el aire es más fresco y limpio, lo cual no sólo nutre los pulmones sino es de gran ayuda para el sistema nervioso estar en contacto con la naturaleza y con los paisajes calmados.


3. Alimentos: la dieta es un punto fundamental para la salud del cuerpo, la cual debe ser de calidad y lo más natural posible. Si uno viese todo lo que ocurre dentro del cuerpo cada vez que uno come, uno se daría cuenta todo el esfuerzo que hace el cuerpo, por ejemplo, para eliminar azúcares refinados, lácteos de origen animal (quesos, leches, etc.) y embutidos o fritos, los cuales muchas veces no alcanzan a eliminarse del todo porque tenemos el hábito de comer a todas horas, por lo que el cuerpo trabaja sin parar, y además, esta irritado por todos estos “alimentos” que comemos y que no le sirven en lo absoluto para nada sino para gastar energía. Estos “alimentos” no hacen más que obstruir funciones normales del cuerpo, causando mocos en exceso, toxemia, temperaturas elevadas en el interior debido a la putrefacción de los alimentos, todo es, en conclusión, una de las raíces principales de toda afección. Es necesario hacer un esfuerzo y procurar consumir alimentos en su forma cruda o lo menos cocinada posible, evitar endulzar los alimentos con azúcares, mermeladas y demás, y evitar los alimentos procesados o adicionados con colorantes, conservadores, hormonas, etc.


4. Descanso apropiado: el descanso profundo y reparador es necesario para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente. Durante el sueño, el cuerpo se repara, reconstruye, regenera y rejuvenece. Si no le damos el suficiente descanso, el primero en afectarse es el sistema nervioso, andaremos iracundos, irritables, desatentos, desanimados, etc. durante el día. Hay que dormir entre 6 a 8 horas al día, y tomar un pequeño receso a medio día de unos 15 minutos, en donde le brindemos al cuerpo un breve pero reparador descanso.


Todo cambio de hábitos requiere mucha paciencia y auto motivación de parte de uno, el cuerpo siempre querrá y pedirá las cosas a las que esta acostumbrado, es en verdad un esfuerzo plausible y de gran valentía el de aquel que logra alzar su mente para llevar no sólo su cuerpo, sino su vida hacia una realización más grandiosa y con más calidad en todo sentido.


jueves, 15 de octubre de 2009

LA LECTURA NOS CAMBIA EL CEREBRO



Leer dispara los nexos entre el cerebro



JAVIER SAMPEDRO

EL PAÍS - Sociedad - 15-10-2009


Aprender a hablar es espontáneo en nuestra especie, pero aprender a leer no: la escritura se inventó hace sólo 5.000 años, y no ha dado tiempo para que evolucione un órgano mental de la lectura. Aprender a leer es un modelo óptimo para estudiar los mecanismos cerebrales del aprendizaje.


Es muy difícil estudiarlo en los niños, porque en ellos todo el cerebro está cambiando por todo tipo de razones. Un grupo de investigadores españoles, británicos y colombianos dirigido por Manuel Carreiras, director del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL) de San Sebastián, han salvado esa dificultad de un modo ingenioso: usando ex guerrilleros colombianos analfabetos que estaban aprendiendo a leer. Han podido así demostrar claros cambios estructurales y de conectividad en las áreas lingüísticas del cerebro. Publican hoy el trabajo en Nature.


"Trabajar con los ex miembros de la guerrilla de Colombia nos ha proporcionado una oportunidad única para ver cómo cambia el cerebro cuando se adquiere la lectura", dice Carreiras. "La enseñanza de la lectura se produce durante los primeros años escolares, al mismo tiempo que se aprenden otras destrezas. Separar los cambios que se producen en el cerebro durante la infancia causados por la enseñanza de la lectura de los cambios producidos por el aprendizaje de destrezas sociales o motrices es casi imposible".


El BCBL es un nuevo centro de financiación mixta (pública y privada) y dedicado por entero a las ciencias cognitivas: la investigación multidisciplinaria de la mente. El estudio ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, la fundación Ikerbasque y el Wellcome Trust británico.


"Tras décadas de lucha", dicen los científicos, "algunos miembros de las fuerzas guerrilleras han empezado a reintegrarse en la sociedad colombiana, generando una población considerable de adultos analfabetos. Tras dejar las armas y volver a la sociedad, algunos han tenido la oportunidad de aprender a leer a los veintitantos años, una situación ideal para investigar los cambios cerebrales asociados a aprender a leer".


Carreiras y sus colegas han examinado por resonancia magnética (MRI) los cerebros de 20 guerrilleros que justo habían completado su programa de alfabetización en español. Y los han comparado con los de otros 22 guerrilleros que aún no habían empezado el curso. Cinco áreas del córtex cerebral muestran más materia gris en los primeros. La materia gris mide la densidad de cuerpos neuronales (la neurona menos el axón).


Dos de las áreas están implicadas en el procesamiento de la información visual y fonológica "de alto nivel". Las áreas visuales del córtex forman una serie jerárquica. La primera área recibe de la retina un vulgar informe de luces y sombras, pero entrega un mapa de fronteras entre luz y sombra, clasificadas por su orientación precisa. La siguiente recibe esas líneas y entrega polígonos, que la otra convierte en formas tridimensionales.


Un área recibe formas concretas (un cubo visto en cierta orientación) y entrega formas abstractas (un cubo visto en cualquier orientación). Más arriba en esa jerarquía hay pequeños grupos de neuronas que significan "Bill Clinton" o "Halle Berry", por citar dos ejemplos reales descubiertos por Christof Koch, un neurocientífico de Caltech (el instituto tecnológico de California). El reconocimiento de las letras y las palabras es otra de estas funciones de alto nivel.


El lenguaje, sin embargo, no evolucionó asociado a la visión, sino al oído. Hasta hace 5.000 años, todo el lenguaje era hablado. El aprendizaje de la lectura debe conectar de algún modo la información visual -la forma de las letras y las palabras- con un dispositivo cerebral hecho para analizar sonidos, no imágenes. De ahí el aumento de materia gris en las áreas fonológicas del córtex cerebral.


Con todo, el efecto más notable ocurre en otra zona relacionada con la semántica: el giro angular, algo por detrás de la oreja. También hay cambios en el cuerpo calloso, el haz nervioso que conecta las dos mitades (hemisferios) del cerebro. En este caso no crece la materia gris (los cuerpos de las neuronas), sino la blanca (el conjunto de sus axones).


La interpretación más simple es que estos axones extra provienen de los cuerpos neuronales extra de las áreas occipitales. Es decir, que aprender a leer no sólo agranda esas áreas en ambos hemisferios, sino también sus nexos entre un hemisferio y otro.


De hecho, Carreiras ha confirmado en otros voluntarios -10 ingleses adultos que aprendieron a leer de niños- que el giro angular (y el giro dorsal occipital) izquierdo está fuertemente conectado con el derecho a través del cuerpo calloso. Más aún: a través de la misma zona precisa del cuerpo calloso que antes.


Los resultados son muy específicos de la lectura. En un tercer experimento, también con ingleses adultos que aprendieron a leer de niños, los científicos han comparado las zonas cerebrales que se activan al leer y al reconocer objetos. Los dos giros angulares, izquierdo y derecho, aumentaron su conectividad al leer, pero no al reconocer objetos.


Los nuevos datos también descartan la hipótesis predominante sobre la función del giro angular. "La visión tradicional ha sido que el giro angular actúa como un diccionario que convierte las letras de una palabra en sonidos y en significados", explica Carreiras. "Pero nosotros mostramos ahora que su función es más de carácter predictivo, anticipando letras a partir del significado; es similar a la función predictiva para los mensajes del teléfono móvil".


La conclusión tiene una relación directa con los métodos para aprender a leer que se usan en las escuelas. El método analítico es el tradicional de la P con la A pa, la P con la E pe, y así hasta la saciedad. Los niños usan ahora el método global, donde aprenden a reconocer las palabras enteras.


Es un avance, porque los adultos también leemos por el método global: prediciendo cuál es la palabra de un vistazo, cuando sólo hemos visto unas pocas de sus letras, su tamaño y su forma general. "Por eso podemos leer tan rápido", dice Jon Andoni Duñabeitia, investigador del equipo de Carreiras. El nuevo trabajo identifica el giro angular como la sede cerebral de esas predicciones: la que debe estar creciendo ahora mismo en los niños.


La predicción es una de las actividades esenciales del córtex cerebral. Uno de sus aspectos es el mecanismo del rellenado (filling-in). En el área visual primaria (V1, junto a la nuca), este proceso imagina lo que no ve el punto ciego de la retina, pero el rellenado es una propiedad fundamental de cualquier trozo de córtex. Consiste en "saltar a las conclusiones", como dice Koch. Sin eso no podríamos ver nada, ni pensar nada.


El científico de la computación Jeff Hawkins ha propuesto que la clave del rellenado es el flujo hacia atrás -de la frente a la nuca, por así decir, o de lo abstracto a lo concreto-, que en realidad constituye el 90% de la conectividad del córtex.


Si un árbol nos tapa el 80% de un arabesco de la Alhambra, todo lo que nos llega de abajo (de los sentidos) es una colección de fragmentos irregulares y salpicados por el campo visual como si los hubiera distribuido un loco. Si vemos el arabesco -y lo vemos- es porque las zonas altas del córtex han creído entender su geometría, y han transmitido esa interpretación hacia abajo.


El nuevo trabajo también tiene relevancia para la investigación de la dislexia. Los estudios con disléxicos han mostrado que tienen una menor densidad de materia gris y de materia blanca en las mismas regiones identificadas en el nuevo experimento. Se ha interpretado hasta ahora que esos rasgos estructurales son la causa de la dislexia.


Pero, dado que el tamaño de estas áreas crece al aprender a leer, los autores proponen que las diferencias cerebrales de los disléxicos no son la causa de sus dificultades en el aprendizaje de la lectura: son su consecuencia. Al no aprender a leer, las áreas no crecen.


El laboratorio de San Sebastián es uno de los impulsores del nuevo proyecto Coeduca, formado por un consorcio de investigadores nacionales e internacionales del BCBL y las universidades de Granada, Murcia y La Laguna, y apoyado por el programa Consolider-Ingenio. "Tiene como misión el desarrollo de actividades científicas básicas y aplicadas en torno a la lectura y la atención, dos de las habilidades cognitivas con mayor peso específico en el ámbito de la educación", dice Duñabeitia.


El investigador explica que el proyecto estudiará los mecanismos implicados en los procesos de alfabetización y adquisición de la lectura, y el modo en el que se modulan y regulan por los procesos atencionales y emocionales. "El objetivo último es proporcionar a los agentes educativos métodos para mejorar los procesos de aprendizaje de los alumnos en los centros educativos,tratando así de reducir el fracaso escolar".


En: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/S/Ch/Schwarzenegger/elpepusoc/20091015elpepisoc_1/Tes



jueves, 8 de octubre de 2009

Cambiar el patrón mental - Osho



Siempre que quieras cambiar un patrón de la mente que se ha convertido en un hábito duradero, la respiración es lo mejor. Todos los hábitos mentales están asociados con el patrón de respiración. Cambia el patrón de respiración y la mente cambiará inmediatamente, instantáneamente. ¡Inténtalo!
Siempre que observes que esté surgiendo en ti un juicio y que estés cayendo en un viejo hábito, exhala inmediatamente, como si estuvieras tirando el juicio con la exhalación. Exhala profundamente, jalando el estómago y, conforme sacas el aire, siente o visualiza cómo todo el juicio está siendo expelido.


Después inhala profundamente dos o tres veces. Simplemente ve qué pasa. Sentirás una frescura completa; el viejo hábito no habrá logrado tomar posesión. Comienza con la exhalación, no con la inhalación. Cuando quieras absorber algo, empieza con la inhalación; cuando quieras deshacerte de algo, comienza con la exhalación. Sólo mira la manera inmediata en que es afectada la mente. Inmediatamente verás que ésta se ha movido a otro lugar; ha llegado una nueva brisa. No te encuentras en la vieja rutina así que no repetirás el viejo hábito.


Esto sucede con todos los hábitos. Por ejemplo, si fumas y sientes la necesidad de fumar pero no quieres, inmediatamente exhala profundamente y expele la necesidad. Respira profundamente y verás que la necesidad ha desaparecido de manera inmediata. Esta puede convertirse en una herramienta sumamente importante para el cambio interno.

Osho - Tónico para el alma


viernes, 2 de octubre de 2009

El Silencio Habla - Eckhart Tolle

Un verdadero profesor espiritual no tiene nada que enseñar en el sentido convencional de la palabra; no tiene nada que darte o añadirte, ya se trate de nueva información, de creencias o de reglas de conducta. Su única función consiste en ayudar a librarte de aquello que te aleja de la verdad de lo que eres y de lo que sabes en el fondo de tu ser. El profesor espiritual está allí para descubrirte y revelarte esa dimensión de profundidad interna que también es paz.



Dale click para bajarlo...