jueves, 25 de febrero de 2010

Neurotransmisores, ligados al proceso amoroso: especialista


A mayor serotonina, la persona es más conservadora; si dopamina, es aventurera; si testosterora, calculadora y si hay exceso de estrógenos, negociadores. 

Emir Olivares
Publicado: 25/02/2010 16:31

México, DF. El amor es un proceso químico complejo que no entra por la vista, sino por el olfato. Los humanos –al igual que muchas especies— despiden corporalmente sustancias químicas, sobre todo en la entrepierna y las axilas, que generan atracción o repulsión hacia otros, por lo que el enamoramiento es en principio “un instinto netamente animal”, señalaron especialistas universitarias.
Sin embargo, no basta con hacer química para que una relación amorosa funcione.
Georgina Montemayor, de la Facultad de Medicina de la UNAM, explica que se ha descubierto que los temperamentos (generados por una mayor presencia de neurotransmisores en el cerebro) están ligados al proceso amoroso.
Las personas con presencia mayoritaria de serotonina son conservadoras, la dopamina los hace aventureros, la testosterona calculadores y si hay exceso de estrógenos son negociadores.


No hay comentarios: