viernes, 5 de febrero de 2010

Oumou Sangaré - Seya



La cantante maliense Oumou Sangaré acaba de editar su quinto álbum titulado Seya, después de un periodo de silencio de más de cinco años, cosa habitual en la diva, ya que desde que apareció su primera grabación, Moussolou, allá por 1990, ha espaciado excesivamente para sus fans las grabaciones en estudio. Por otro lado esta característica tan africana de hacer las cosas pausadamente, es una garantía de que el resultado final es de una calidad excepcional, como confirma la escucha de estas 11 canciones basadas en la tradición de la música Wassoulou, aunque con muchas influencias de las culturas de etnias vecinas. Valga como ejemplo el sorprende uso de los tambores sabar usados por los wolof en el tema "korolo" o las maravillosas cuerdas que aparecen en "donso", recordando esa unión de la música negra con la gnawa árabe. Los arreglos más elaborados de lo habitual en la obra de la cantante que proliferan a lo largo de algunas piezas, como la que da título al álbum y que se puede ver y oír en el vídeo insertado arriba, acercan a las orejas occidentales el lenguaje armónico de la escala pentatónica usada por la maliense, por cierto en esta canción su ritmo es el mbalax senegalés. Todo esto da un carácter universal a la música de la Sangaré, una voz potente y a la vez delicada que te envuelve como un guante de terciopelo. Una producción inpoluta y muy cuidada acompaña a la grabación gracias al prestigioso sello inglés Wold Circuit, con el que la cantante lleva trabajando desde hace mucho tiempo.

No voy a extenderme más en la descripción de este extraordinario álbum. El que quiera escucharlo puede pasar directamente al enlace que aparece al final de este artículo y descargarlo. Grandes entendidos ya se han ocupado de él antes que yo, creando una polémica que no supera algo más que pequeña escaramuza interna, pero que hace aparecer una pequeña sonrisa por la comisura de mis labios. Me refiero a los artículos de Carlos Galilea y Diego Manrique aparecidos ambos en el diario "El País", donde los dos popes de la música escriben desde hace años además de compartir trabajo como funcionarios en la radio nacional. Ambos comentan desde sus puntos de vista este trabajo. Galilea desde el formal que ofrece la discográfica, con todos los tópicos, aunque ciertos, que Oumou genera.

Oumou Sangare, reina de África

"Creció en la miseria y de niña actuaba con su madre en bodas y bautizos. Hoy es artista y empresaria y lleva veinte años celebrando a la mujer negra. Ahora publica un canto a la libertad de su continente: "Despertad, mujeres, bailemos" sigue


Manrique desde su gran experiencia en el mundo del rock pero poco conocimiento de la idiosincrasia africana.

Vuelven los nobles salvajes

El locutor está presentando Seya, el nuevo disco de Oumou Sangaré. Con tono reverencial, repite unas declaraciones de la diva de Malí: "Los malienses vivimos en la pobreza pero somos felices: tenemos mucha vida espiritual". Me quedo tan, tan noqueado que no soy capaz de tomar nota de las palabras exactas. Intento imaginar el escándalo si la frase viniera de un músico estadounidense, un turista alemán o, vaya, un administrador colonial francés. Pero lo dice una cantante popular, que cuenta con público internacional gracias al sello londinense World Circuit. Cuya literatura promocional enfatiza su éxito como business woman. Su empresa, Oum Sang, gestiona un hotel e importa vehículos 4 - 4: "Ella es un modelo para las mujeres malienses, un símbolo del orgullo nacional" sigue.


Lo mejor, y aplicable a todos, es la frase con que se despide el director de radio 3 refiriéndose a algunos bocazas roqueros. "Calla la boca y vuelve a lo que sabes hacer". Así que siguiendo este sabio consejo volveré a lo que mejor se me da: hacer nada.

En: http://www.crisoldemusicas.com/2009/03/oumou-sangare-seya.html

No hay comentarios: