miércoles, 12 de mayo de 2010

Trailer de la Película de Woody Allen ALICE (1990)

Buscando el país de las maravillas

Alice es una de las mejores películas de Woody Allen.

Pareciera que tras la ruptura de su matrimonio con Mia Farrow, Woody Allen optó por aligerar sus películas, quitándoles trascendencia a sus argumentos y centrándose en la comedia más disparatada.

La película puede ser vista como muestra de un cine que Woody Allen hizo para quien por entonces era su musa: Mia farrow. El argumento (inspirado en el de Giuletta de los espíritus de Federico Fellini) nos presenta a una mujer casada con un hombre rico de la alta burguesía de Manhattan que aparentemente es feliz. Buena madre, católica, admiradora de la Madre Teresa de Calcuta, con una cuenta corriente inagotable, madre de dos hijos prototipo de los buenos chicos estadounidenses, con profesores y masajistas particulares y amigas de su mismo entorno social, Alice ve cómo los días transcurren sin embargo siente que algo en falta en su interior.

Alice es aconsejada por varias personas para acudir a la consulta de un doctor oriental que atiende a sus pacientes en un sucio local de Chinatown. Las hierbas recetadas para curar sus males serán el detonante de una serie de situaciones que provocarán un cambio radical en su vida.

El film es fascinante y a veces disperso, va del drama a la comedia pasando por la fantasía. Se mantiene el interés de Allen por las historias de mujeres en busca de su propia identidad.

Alice realiza un viaje en dirección opuesta al de Cecilia de La rosa púrpura del Cairo: Cecilia soñaba con un romance y con el mundo lujoso que veía en el cine para poder huir del dolor de su cotidianidad; Alice por su lado, encuentra en las hierbas del doctor chino el vehículo que le permite conocer su propia esencia, muy alejada de la suntuosidad y la hipocresía que le rodea en las calles de Manhattan.

La película es respaldada por un gran reparto: Mia Farrow, William Hurt, Joe Mantegna, Alec Baldwin, entre otros.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Siempre he soñado con la posibilidad de ser invisible, como Alece en la película. Poder entrar a las casas y observar a la gente. En cierto modo, se parece a mi vida real, porque realmente paso inadvertida y nadie repara en mí...