lunes, 21 de julio de 2014

Remedio de jengibre y cúrcuma para tratar la artritis

Antiinflamatorio natural que protege las articulaciones

La artritis es una de las enfermedades más frecuentes que afecta las articulaciones y que es dolorosa. Por ello, si sufres de esta enfermedad que mejor que tener a mano un remedio natural de jengibre y cúrcuma que actúa como antiinflamatorio natural que protege dichas articulaciones del desgaste.
Dentro de las enfermedades rematoideas, la artritis es una de las más comunes. El dolor que provoca se debe a la degradación de los cartílagos que normalmente protegen la articulación. Si el cartílago se desgasta se produce el roce entre los hueso, provocando inflamación y dolor. 
Para evitar que esto suceda puedes contar con remedios naturales que reduzcan los síntomas propios de esta enfermedad, como por ejemplo el remedio de jengibre y cúrcuma. Ambos productos tienen propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Receta de infusión de jengibre y cúrcuma
Ingredientes
  • 1 litro de agua.
  • 1 ½ cucharada de jengibre.
  • 1 cucharada de cúrcuma.
Preparación
  • . Coloca a hervir el agua y una vez que rompa el hervor añade la cúrcuma y el jengibre.
  • Deja hervir por 5 minutos, apaga el fuego y deja reposar por 20 minutos.
  • Cuela y bebe hasta 3 tazas de dicha infusión por día.
Incluso si lo deseas, puedes añadirle una cucharadita de canela que también tiene poder antiinflamatorio.

Esta infusión también es apta como remedio natural para aquellos deportistas que necesitan un antiinflamatorio natural por algún tipo de lesión muscular u ósea
Tanto el jengibre como la cúrcuma son dos plantas medicinales muy utilizadas en la medicina oriental, tanto en la medicina china como en la medicina india, ya que sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias se conocen desde la antigüedad, y que hoy día son reconocidos por diferentes investigaciones científicas.

Ten presente que estas plantas medicinales también se pueden utilizar como condimentos, por lo tanto puedes incluirlos a tu dieta de otra forma, mezclados con cereales integrales, sopas, ensaladas, etc.

Recuerda que, este remedio natural no es apto para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Por otro lado, no olvides que este remedio natural no reemplaza a los tratamientos tradicionales, sino que los complementa. Por ello, ante de consumirlo consulta con tu médico especialista.

No hay comentarios: